Ficha: Recuperadores del despilfarro


 

OBJETIVOS

Es llamativo que en la sociedad del despilfarro y el exceso de los países enriquecidos, se puede tirar hasta el 40% de los alimentos en buenas condiciones a la basura, tanto en los hogares como, en mayor medida, en los hipermercados y grandes superficies de la alimentación. Y ante esta situación, personas sin techo, personas en paro o en mala situación económica aprovechan parte de los alimentos desechados rebuscando en los contenedores.

Sin embargo, a otras personas les puede mover la indignación de que se tire tanta comida en buenas condiciones y buscan la forma de aprovecharla por convicción. Son los freegans, movimiento surgido en los noventa en Estados Unidos como respuesta al hiperconsumismo, toda una apuesta de decrecimiento, revalorización de la basura, reutilización y uso de menos recursos… De los contenedores de los grandes almacenes pueden salir litros de leche, bollería del día, salmón ahumado envasado, verduras listas para cocinar o incluso, pollos asados del día… Todo una inmoralidad dados los desequilibrios sociales que caracterizan al sistema capitalista.

NECESITAREMOS

- Hacer un estudio de la zona en la que se va a recuperar la comida para saber los mejores puntos de acopio de alimentos,
- Una herramienta de intercambio de la información (Internet, reuniones periódicas, SMSs…)
- Un lugar donde procesar y celebrar el “convite”.

GESTIÓN

Previamente habrá que realizar una investigación en la zona de “recolecta” que facilite el conocimiento de los lugares donde se depositan los contenedores repletos de comida, mayoritariamente en buen estado, así como el día y la hora en que se depositan.

Seguidamente, a través del boca a boca o incluso a través de redes en Internet en las que se comparte con otras personas interesadas la información e incluso piden la complicidad de los empleados de los establecimientos para elaborar la información.

Tras la convocatoria para la recogida comunitaria, la mayoría de los que han buscado comida ayudan a recoger los contenedores y desperdicios que han quedado en la acera, de forma que los supermercados saquen la basura para la próxima vez.

Colectivos de freegans organizan a veces comidas colectivas, abiertas a público en general, con los alimentos recolectados colectivamente en varios días. Es una forma de visibilizar y concienciar al gran público sobre la idea de que la comida se está considerando un producto de consumo mas, que se tira a la basura sin ninguna conciencia ni miramiento, y ha entrado en la dinámica del usar y tirar y el placer del comprar mas allá de las necesidades reales.

EXPERIENCIAS/DIFICULTADES

Para evitar que la gente rebusque en la basura, algunos supermercados sacan los contenedores a la hora precisa en la que pasa el camión de la basura, los rocían con lejía o los mezclan con productos de limpieza para evitar que la gente encuentre alimentos en buen estado.

En algunos ayuntamientos, como en el de Madrid, está penado con multa (de hasta 750 euros) por rebuscar en la basura, toda una falta de consideración con las personas que necesitan esa comida para salir adelante o con las que, como los freegans, quieren revelarse ante una sociedad de hiperconsumismo que es capaz de tirar ingentes cantidades de alimentos en buen estado a la basura ¿a quién habría que ponerle la multa?

ENLACES:

- El invernadero de lavapiés:
http://elinvernaderodelavapies.blogspot.com/2010/05/el-video-de-la-cena-freegan.html