Way out

Antonio Orihuela

Viernes 12 de agosto de 2011

La poesía dejará de ser una cosa triste

cuando empiece a tener que ver con la vida de la gente,

cuando la gente vuelva a ser la que decide qué hacer

con sus vidas y con sus palabras,

mientras tanto

todo esto que hacemos seguirá siendo literatura.

Últimos artículos El Salmón Contracorriente