¿Por qué utilizar la red social N-1? Trabajando en red

ConsumeHastaMorir

Sábado 1ro de septiembre de 2012


 

N-1 es una red social basada en el código abierto, tanto por la utilización de software libre como por el planteamiento ideológico de la red (coordinación entre nodos, estándares compartidos, apertura de la red...). Al final del artículo encontrarás manuales para aprender a usar N-1.

¿Por qué utilizar N-1?

La red social digital parte de los lazos afectivos del mundo analógico o “real” para sobre ellos construir un ciberespacio colectivo con identidad de grupo. Justamente, el éxito de Facebook no fue conectar a personas desconocidas, sino reconectar en el entorno digital a personas ya vinculadas afectivamente mediante lazos familiares, laborales, lúdicos o territoriales.

Con las redes sociales, la navegación clásica basada en los hipervínculos es sustituida por una navegación en profundidad, dentro de espacios acotados por microcomunidades dispersas (familia, grupo de amigos, compañeros de trabajo...). Facebook o Tuenti son plataformas de servicios web integrados donde potentes bases de datos gestionan información no ya sólo sobre el usuario, sino sobre las interacciones entre los usuarios. Un ejemplo es la red de imágenes etiquetadas de Facebook: cuando un usuario sube una foto de sus amigos y señala sobre cada uno de ellos qué usuario de Facebook es (etiqueta), contribuye a generar una red de vínculos alrededor de esas personas, de tal forma que estos u otros usuarios puedan navegar entre las fotografías de distintos usuarios. Sin embargo, Facebook no interopera con Tuenti, Twitter u otras redes sociales. No son complementarias, cada una lucha por su cuota de navegación cautiva.

Pero los vínculos, las interacciones, son la razón de ser de Internet. Cuando una parte importante de la ciberpoblación desplaza sus interacciones de la red de hipervínculos a un espacio en profundidad privativo, las redes sociales se convierten en un problema para la red colectiva basada en estándares. Esos espacios privativos fragmentan la red abierta en busca de información rentable de los clientes y de experiencias mercadotécnicas de gran valor para las empresas.

Internet hoy es lo que es gracias a una cultura muy distinta. A mediados del siglo XX casi todos los programas informáticos eran elaborados por académicos e investigadores, de tal forma que ni siquiera eran vistos como un producto. Los sistemas operativos eran mantenidos por comunidades de usuarios y en su distribución se incluía el código fuente para que los usuarios pudieran corregir errores o añadir otras funcionalidades. Ante la progresiva mercantilización de Internet en la última década, todo esto ha quedado reducido al incansable movimiento por el software libre y la cultura procomún.

Así, frente a las redes sociales comerciales, estos proyectos estudian cómo hacerse interoperativos sin perder su autonomía. En cuanto proyectos descentralizados basados en el software libre, el objetivo es devolver a las redes sociales el carácter abierto que hizo posible a Internet. Esta red de redes abiertas haría inútil la lucha de las redes sociales comerciales por el usuario cautivo y permitiría que las interacciones semicerradas de las comunidades virtuales se ubicaran de nuevo en la Internet de los estándares y los consensos.

Como no podía ser de otra forma, del movimiento del procomún han ido apareciendo en estos últimos años alternativas a las redes sociales comerciales. En el terreno del microblogging, la mensajería breve colectiva, la alternativa a Twitter la ofrece Identi.ca (www.identi.ca). Como alternativa a Faceebook aparecen Diaspora (www.joindiaspora.com), Facecoop (www.facecoop.org) y N-1 (www.n-1.cc), uno de los nodos del proyecto social Lorea (www.lorea.org).

¿Cómo utilizar N-1?

La versión actual de N-1 se llamada "foxglove" y representa una reescritura de la mayor parte del código, con bastantes mejoras de usabilidad.

Aunque no disponemos de un tutorial de la versión actual, puedes aprender las nociones generales de N-1 con un Manual rápido de iniciación u otro manual detallado.


Participa!. Otras redes son necesarias y, además, posibles.

ConsumeHastaMorir

N-1 nos ofrece un espacio autogestionado para trabajar en red con personas afines al proyecto ConsumeHastaMorir, así que si quieres participar, sólo tienes que darte de alta en N-1 y unirte a nuestro grupo >

Últimos artículos El Salmón Contracorriente