Hogar > Hogar


Artículo propuesto para su publicación. Expresa tu opinión mediante el foro adjunto al artículo (en la parte inferior de la página).

El lugar donde vivimos es uno de los espacios donde más tiempo pasamos, por ello es importante en cuanto a nuestra huella ecológica, allí hacemos un importante gasto de energía o de agua, pero también en nuestras casas es donde acumulamos gran cantidad de bienes.

En cuanto al gasto energético, observamos que cada vez se comercializan electrodomésticos y equipos más eficientes, sin embargo, paralelamente a estos avances, ha ido aumentando el número de objetos que empleamos con alimentación eléctrica (cepillos de dientes, insecticidas, ambientadores, marcos de fotos, consolas, etc.) y el número de electrodomésticos que se tiene en las casas (secadoras, microondas...). Esto al final supone un incremento del consumo de graves consecuencias ambientales.

Una causa importante de este aumento es el consumismo, cada vez mayor, relacionado con los electrodomésticos y equipos tecnológicos. Para promover este consumo, más importante en los hombres, los fabricantes siguen dos estrategias complementarias, la obsolescencia inducida y la programada. Las consecuencias sociales y medioambientales de este cada vez mayor consumo de electrodomésticos, son muy graves.

Otro aspecto importante a considerar, en cuanto a su repercusión medioambiental, es el cada vez mayor número de objetos que empleamos de usar y tirar o de rápida obsolescencia. En cuanto a la preocupación medioambiental por estos hábitos, se considera que con separar adecuadamente la basura ya se ha eliminado el impacto, cuando éste se debe tanto a la fabricación del nuevo objeto que reemplazará, como a la gestión del residuo.

Por último, se quiere tratar el tema de la limpieza, para lo cual cada vez se venden productos desinfectantes más agresivos. Sin embargo, hay que decir, que cuanto mayor agresividad tiene el producto con las bacterias, más lo es con nuestra salud y con el medioambiente. Además, algunas teorías dicen, que el exceso de higiene y de desinfección a nuestro alrededor es responsable de muchas de las alergias que se sufren actualmente, pues el sistema inmunológico acaba reaccionando a sustancias que antes le eran inocuas.

En este sector las alternativas pasan indudablemente por la reducción, aunque también hablaremos de otras como la restauración de muebles, la elaboración de productos naturales de limpieza, etc.