Empleo/trabajo > Empleo/trabajo


Reparto equitativo y digno del trabajo

En el imaginario colectivo cuando hablamos de trabajo, se entiende la actividad de las personas cuyo objetivo es conseguir un sueldo, de forma que se generan bienes y servicios, supuestamente, para la satisfacción de las necesidades sociales (los mercados internacionales). Sin embargo, en este marco se obvian otros trabajos fundamentales para el mantenimiento de las condiciones vitales básicas, tales como las tareas domésticas, los cuidados (realizados mayoritariamente por las mujeres) o aquellos relacionados con la articulación comunitaria y reproducción social.

Por otro lado, el sistema de empleo de las sociedades industriales, a pesar de la liberalización y desregulación laboral creciente, sigue generando enormes tasas de desempleo, condiciones laborales a la baja y desigualdad de acceso a los recursos (países empobrecidos, migrantes, mujeres,…). En este contexto, en el que las tasas de paro, pobreza y exclusión van en aumento, parecería lógico plantearse medidas de reparto del empleo existente, poniendo coto al actual modelo que empuja a trabajar más horas (y más años) a las personas que “disfrutan” de un puesto de trabajo.

Con estas alternativas buscamos una sociedad que apueste por un reparto equitativo de los trabajos de cuidado, con menos horas de trabajo retribuido, más autoempleo, cooperativismo,… que se replantee qué y cómo producir los bienes necesarios dentro de una economía justa y ajustada a los limites planetarios, desembarazándose de la “mochila” del consumismo y basada en la generación de redes de intercambio no monetarizado para la satisfacción de las necesidades básicas.